jueves, 13 de febrero de 2014

Las perlas de Indra


En la medida en que el amor en el universo,
se expandió mas allá de todo limite,
en cada rincón cuántico,
en cada segundo eterno,
en cada microcosmos infinitesimal,
ceso por fin el dolor, la incertidumbre y la muerte.
Siendo que existimos dentro de un universo con forma de anillo toro,
centrados a lo largo de un circulo oscilante,
se proyectan en el interior del anillo vidas y reflejos,
en apariencia infinitos y entrelazados,  
mezclados y a la vez  únicos como dos espejos cara a cara.
Mi amor impulso el tuyo, tu amor entro en mi corazón y lo transformo,
mi debilidad fue tu talón de Aquiles,
el collar se rompía en el eslabón mas débil…
Antes, cuando existían vacíos,
 cuando existían deseos,
antes se rompía la cadena, se reiniciaba la cuenta, antes.
Hoy ya no existe donde ir, hoy es aquí la luz,
y  en mi pupila veo como ilumina tu  rostro
y en tu sonrisa encuentro la mía hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada